miércoles, 22 de agosto de 2012

TARTA HELADA AL WHISKY



 Cuando me compré mi thermomix , la primera tarta helada que hice para el verano fue esta tarta helada, no le puse  ninguna decoración la dejé tal cual, estaba ansiosa de sacarla del congelador para probarla, y cuando lo hicimos no me decepcionó. Estaba riquiiiiiiisima y desde entonces la suelo hacer por lo menos una vez todos los veranos. He puesto la versión tradicional para aquell@s que no tenéis la thermomix. Lidia de atrapada en mi cocina la tiene versionada en forma tradicional,podéis  visitar su blog que ésta todo muy bien explicado.

 
Esta fue la primera que hice.

Fuente:  La cocina de Auro versión thermomix
               Atrapada en mi cocina versión tradicional    
INGREDIENTES:
150 gr de azúcar
4 huevos
80gr de leche
1 sobre de gelatina neutra
50 de whisky (si gusta cargada, se le puede poner algo mas)
600 gr de nata.
una base de bizcocho genoves o base comprada


ALMÍBAR PARA EMBORRACHAR EL BIZCOCHO:
100 gr de azúcar
1 vaso de vino de agua
Whisky


COBERTURA:
3 yemas
1 huevo
150 agua
150 azúcar
2 hojas de gelatina
azúcar moreno para espolvorear y quemar

rosas de mantequilla para decorar
crocanti ( opcional)

PREPARACIÓN (en tmx)
Se monta la nata con 50 gr. del azúcar y se reserva (en la nevera)
Se montan las claras (a punto de nieve fuerte) de los 4 huevos con 50 gr de azúcar y se reserva (en la nevera)
Se hace el almíbar, poniendo en el vaso el agua y el azúcar, programamos 10 m. 100º vl 2, una vez haya terminado añadir el whisky y mezclar.Se pone la gelatina en remojo en medio vaso de leche.
Ponemos la mariposa en la cuchillas y vertemos la leche, las yemas y 50 gr de azúcar, y programamos 5 m. 90º vl. 3 ½ a continuación, le añadimos el whisky y la gelatina, batimos 2 segundos a vl 2 para emulsionarlo todo, y lo dejamos a templar, hasta que casi enfrie por completo, se lo añadimos a la nata, y a continuación le añadimos las claras montadas, lo mezclamos bien con un tenedor, para que no se nos baje, pero que quede bien mezclado, y vertemos este preparado, sobre la base de bizcocho, (que ya tendremos, metido en un aro o molde desmontable) emborrachado con el almíbar, nivelamos y allanamos bien con una espátula, lo metemos en el refrigerador durante un par de horas, mientras vamos haciendo la cobertura.
COBERTURA: 
Ponemos la mariposa en las cuchillas y echamos todos los ingredientes de la cobertura menos la gelatina, que la pondremos en remojo con agua fría, programamos 5 m 90º vl. 3 ½ y cuando este caliente, le añadimos la gelatina remojada…dejar templar y echársela por encima a la tarta…refrigerar un ratito mas y a continuación, espolvorear con azúcar moreno y con la ayuda de un soplete, quemar….si no se tiene soplete, se puede dejar sin quemar, el azúcar moreno ya le da ese tono tostado, que le queda tan bien
Meter en el congelador hasta el día siguiente, sacar una hora antes, dejar a temperatura ambiente un ratito, hasta que se pueda desmoldar, una vez quitado el molde, introducir en la nevera hasta la hora de servir.

Para  reforzar el sabor se le puede echar un chorrito de whisky por encima una vez servida.







PREPARACION (tradicional)
Se monta la nata con 50 gr. del azúcar y se reserva (en la nevera)
Se montan las claras (a punto de nieve fuerte) de los 4 huevos con 50 gr de azúcar y se reserva (en la nevera).
Hacemos el almíbar, ponemos  a calentar en un cazo el agua y el azúcar y antes de que llegue a ebullición le añadimos el whisky y mezclamos. Se pone la gelatina en remojo en medio vaso de leche.Cuando enfrie un poco emborrachamos el bizcocho.
 En un cazo ponemos la leche con 50 gr de azúcar hasta que se caliente sin que llegue a hervir, ya fuera del fuego le añadimos las yemas mezclamos todo bien y le añadimos el whisky y la gelatina que tendremos en remojo y lo ponemos todo en el fuego para que se mezclen todos los ingredientes bien. Dejamos enfriar, cuando esté frío se lo añadimos a la nata y a continuación a las claras montadas, lo mezclamos todo bien con un tenedor para que no se nos baje, pero  que quede bien mezclado, y vertemos este preparado, sobre la base de bizcocho, (que ya tendremos, metido en un aro o molde desmontable) , nivelamos y allanamos bien con una espátula, lo metemos en el refrigerador durante un par de horas, mientras vamos haciendo la cobertura.
COBERTURA: 
Ponemos la gelatina en remojo.
Ponemos en un cazo a calentar el agua con el azúcar hasta que se caliente sin que llegue a hervir, ya fuera del fuego añadimos las yemas y el huevo entero lo mezclamos todo bien y volvemos a poner en el fuego para que se caliente todo. Cuando esté frio añadimos la gelatina remojada dejamos templar y se la echamos por encima a la tarta. La ponemos a refrigerar un ratito y a continuación espolvorear con azúcar moreno y con la ayuda de un soplete, quemar….si no se tiene soplete, se puede dejar sin quemar, el azúcar moreno ya le da ese tono tostado, que le queda tan bien. Meter en el congelador hasta el día siguiente, sacar una hora antes, dejar a temperatura ambiente un ratito, hasta que se pueda desmoldar, una vez quitado el molde, introducir en la nevera hasta la hora de servir.

Para  reforzar el sabor se le puede echar un chorrito de whisky por encima una vez servida.




















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada