lunes, 22 de diciembre de 2014

STOLLEN O PAN DE NAVIDAD ALEMAN




El stollen es una receta originaria de Alemania, específicamente de la ciudad de Dresden, típicamente preparada en la navidad. El primer stollen se remonta al siglo XIV, donde este pan se ofrecía a los obispos como regalo de navidad. A lo largo de los años la receta se ha mantenido bastante igual, al igual que su forma, la cual recuerda a un niño envuelto en pañales, haciendo referencia al niño Jesús recién nacido. Esto explica la capa externa de azúcar flor que se le pone al stollen. La receta es de María de "Cosicas dulces  y alguna salada" y esta semana voy a preparar otro porque al ser tan grandote lo he repartido entre mis amigas y les ha gustado tanto que me han pedido que lo vuelva a hacer. Desde que María lo publicó lo anoté en mis pendientes y estoy muy contenta de haberlo echo porque esta riquísimo y lo mejor es que aunque pasen los días no se pone duro , se conserva muy bien. Pongo la elaboración  tal cual lo preparó María porque esta muy bien explicado, si queréis ver un paso a paso os animo a que visitéis su  blog.



INGREDIENTES:
500 gramos de harina de repostería.
120 gramos de mantequilla blanda.
250 gramos de queso quark.
150 gramos de azúcar glas.
Una cucharadita de extracto de vainilla.
Un sobre de levadura química (tipo Royal)
20 mililitros de ron dorado.
Ralladura de limón.
Una pizca de sal.
Dos huevos.
50 gramos de naranja escarchada.
50 gramos de pasas sultanas.
50 gramos de almendras molidas.
Una barrita de mazapán 
Para el baño:
50 gramos de mantequilla derretida

Azúcar glas.

PREPARACIÓN:
En un plato mezclamos las pasas, la naranja escarchada y las almendras molidas. Reservamos
Mezclamos bien la mantequilla, el azúcar y los huevos hasta que nos quede una mezcla homogénea.
Añadimos el queso quark y el extracto de vainilla.
Incorporamos el ron y la ralladura de limón
Agregamos la harina que habremos mezclado con la levadura y la sal.
Cuando tengamos nuestra masa lista será el momento de añadir la mezcla de pasas,naranja y avellanas que teníamos reservada. Lo haremos trabajando bien la masa para que todo se reparta de forma uniforme.
Dejamos la masa reposar a temperatura ambiente unos 40 minutos para que se asienten todos los sabores. Después de ese tiempo lo extendemos ligeramente con el rodillo y colocamos sobre ella el mazapán.
Plegamos la masa dándole la típica forma de stollen y horneamos a 170º durante aproximadamente una hora.
Recién sacado del horno y aún en caliente pincelamos con mantequilla derretida y espolvoreamos con azúcar glas. Dejamos pasar diez minutos y volvemos a repetir la operación de pincelar con mantequilla y espolvorear con azúcar glas. Lo hacemos tantas veces como sea necesario hasta terminar los 50 gramos de mantequilla.
Una vez frío lo envolvemos en papel de aluminio y lo dejamos reposar 24 horas antes de consumirlo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada